Blog Post

News from us
19 abril 2024

¿ESTÁS DISPUESTO A RECIBIR LA BENDICIÓN?

||
0 Comment
|

Cualquier tema de la biblia que quieras compartir con alguien puede ser que a los minutos o días eso que les compartiste estará pasando, porque de lo que hablamos mucho eso comenzará a suceder en nuestra familia o en la congregación.

En la biblia Dios habla a la familia, a quienes están pasando momentos difíciles en la economía, a quienes perdieron un familiar, a los que han sufrido algún dolor, pueden ser quizá años que se sienten debilitados, si tú eres uno de ellos y te sientes debilitado busca en la biblia porque ahí encontramos a la palabra que es viva y eficaz, si tienes una necesidad económica busca los textos que nos menciona en la biblia, busca esos textos que hablan a cerca de la provisión de un padre amoroso, de un padre celestial que no deja ni desampara y que siempre estará con nosotros. Mantente en esa condición y verás que eso empezará a ser eficaz, la palabra funciona, la palabra está viva dice la biblia, por lo tanto tenemos que saber utilizar esta poderosa palabra y empezará a suceder.

Cada vez que compartimos la palabra del Señor es como si encendiéramos un suicher y aparece la presencia del Señor a través de la palabra, también podemos gozar la presencia del Señor a través de la alabanza, la adoración, y a través de un testimonio.

Dice la biblia en Mateo 10:7-8 Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia. ¿Te das cuenta que el orden es predicar y compartir la palabra y después sanar y orar por las necesidades de los enfermos?, siempre es necesario que tú le compartas una parte de la palabra de Dios a esa persona que esta desanimada, antes de realizar una oración debes plantar la semilla y entonces esa oración que harán después de tener esa conversación tendrá doble bendición, porque no solamente será una oración hecha en el poderoso nombre de Jesús, sino que hay una semilla que irá sembrada por delante con la palabra de Dios que sí funciona.

Debemos pelear por nuestra promesa, una manera de mostrar fe es como hablamos aquí es cuando tenemos que tener mucha sabiduría, en Santiago capitulo 3 habla a cerca de la lengua, un pequeño miembro pero que produce grandes incendios, también dice que es un timón y el timón es lo que dirige a un gran barco, así también habla que al caballo se lo dirige por la boca, por eso debemos tener cuidado con lo que hablamos porque nuestra vida se dirigirá en dirección de nuestras palabras.

¿Qué es lo que siempre estás hablando?, si vas a hablar de pobreza estás dirigiendo tu vida a ese puerto, si vas a hablar de desgracia estas dirigiendo tu vida al puerto de la desgracia, si vas a hablar de enfermedad que no te sea tan extraño de que te enfermes, porque  estas dirigiendo tu vida en dirección de tus palabras, a lo mejor para ti puede resultarte algo extraño porque no conoces la biblia, pero si ves en Santiago capitulo 3 lo dice claramente.

Debes tener cuidado con lo que piensas, porque el que tiene una mentalidad de escases siempre estará pensando en la pobreza  y en que no va a tener nada, pero no se da cuenta que su vida se está volviendo en eso, por ello es necesario que tengas una mentalidad de abundancia.  

Cada vez que experimentamos el reino de Dios ocurre un milagro, presta atención a esta historia real: «La pequeña hija de una pastora estaba al borde de la muerte, sus pulmones estaban llenos de flema y el médico le dijo que si no expulsaba las flemas no iba a soportar, las horas de su hijita estaban contadas, intentamos comunicarnos con ella y logramos hablar, le dije que colocara su mano en la radiografía que tenía y nos pusimos a orar junto a mi esposa, y le dije que confíe en Dios y que cuente el testimonio después, cuando la madre de la pequeña fue a ver al doctor él le dijo que algo extraño había pasado y que la pulmonía había desaparecido considerándolo como un milagro, en la oración hablamos palabras de sanidad y de aliento», es necesario que hables las palabras correctas.

No estamos solos, puede ser grande tu sufrimiento, puede ser grande tu prueba, pero recuerda que la tribulación del tiempo presente es un anuncio de que viene la gloria venidera. ¡No te rindas! si has estado peleando por un asunto de salud, pronto verás tu milagro.

Predicador: Rev. Enrique Valenzuela / POR LA HERIDAS DE JESÚS SOMOS SANADOS

Transcriptor: Fabiola Checa

|

Leave a Reply

Bethel HD // Bolivia - Online
  1. Bethel HD // Bolivia - Online