Noticias Recientes

Actualidad!
07 marzo 2022

DIOS PUEDE CONVERTIR LA MALDICIÓN EN BENDICIÓN

||
0 Comment
|

Nehemías 13:2

 Por cuanto no salieron a recibir a los hijos de Israel con pan y agua, sino que dieron dinero a Balaam para que los maldijera; mas nuestro Dios volvió la maldición en bendición.

Es inevitable pasar por las situaciones amargas o incomodas es parte de la vida y eso no tiene que sacarte del rumbo, en lugar de tomar una mala decisión porque estas soportando algo que quizá no hubieras querido vivir,  deberías preguntarte 2 o 3 preguntas por ejemplo, ¿Qué lección debo aprender de esta desgracia?, ¿Cómo mejorar esta situación?.

El Señor es experto en convertir situaciones muy desagradables en bendiciones, resulta había un profeta llamado Balaam que cuando el bendecía eran benditos y cuando maldecía eran malditos, recuerda que tener poder también implica una gran responsabilidad, y que tienes que saber administrar correctamente los dones que el Señor te ha dado.

Se dice que el hombre es sorprendente al descubrir el poder que tiene en convertir las situaciones difíciles en bendiciones, y esto lo hemos visto en la biblia, tal es el caso de Job cuando vivió esa situación desagradable al final por su buena actitud se convirtió en una de las mayores bendiciones. Imagínate que el Señor te diga vas a pasar 6 meses difíciles a cambio de 140 años de bendición, ¿aceptarías el trato? ¡sería un buen negocio!, lo malo es que  nosotros le prestamos mucha atención a ese bajo porcentaje cuando en nuestras vidas algo está saliendo mal y olvidamos que en realidad por lo menos un 90% que vivimos está saliendo bien.

Hay una historia que llama la atención, un granjero muy emocionado viajo a Florida porque había la oferta de adquirir tierra  a un buen precio, y este granjero se sorprendió que al labrar la tierra no se producía nada, lo único que encontraba era culebras y serpientes de cascabel, entonces cuando su abuelo se enteró le dijo, «¡saca de estos limones una limonada!» también le dijo que ore para que Dios le ayude a convertir esa maldición en bendición. Entonces él se puso a pensar en lo que podía hacer, y comenzó a casar a las serpientes y empezó a vender la carne de estas serpientes, y después hizo conservas de carne de serpiente, la gente curiosa por simplemente probar como era la carne de serpiente llegaban hasta su granja, así también lo hicieron muchos turistas, luego empezó a vender el veneno a los  laboratorios en grandes cantidades para que puedan trabajar en los antídotos contra las picaduras de las serpientes y también vendió las pieles de serpientes para que se hagan carteras y zapatos. Lo  que al principio el maldecía  se convirtió en una bendición una prosperidad que él no imaginaba.

Tu puedes encontrar también la solución de  cómo convertir esos limones que te ha tocado en la vida en una deliciosa limonada.

Un hombre decía lo siguiente, «la cosa más importante de la vida no es capitalizar las ventajas, cualquier tonto puede hacer eso decía, lo que verdaderamente importa es beneficiarse de las perdidas, esto exige inteligencia y señala la diferencia entre una persona de juicio y una necia». Así como este ejemplo existen muchos más donde personas han convertido situaciones amargas en momentos dulces y vieron como la mayor maldición se convirtió en una gran bendición.

Porque debemos intentar que una maldición se convierta en bendición? porque podemos triunfar y si no lo hacemos el mero intento de convertir nuestros menos en más nos hará mejores.

Había un violinista que estaba tocando su violín y de pronto se rompió una de sus cuerdas, el podía haber renunciado a su ejecución en ese instante, todavía le quedaba media hora más de concierto ¿pero qué es lo que hizo? el decidió ejecutar el resto del concierto con las cuerdas que le quedaban y esa situación amarga que le había sucedió el pudo haber dicho «porque me tuvo que pasar esto en el momento más importante de mi vida» pero el siguió tocando y dando lo mejor de él. Al día siguiente los periódicos titulaban «UN MAESTRO DEL VIOLIN» ¿Pero cómo fue posible que haya podido ejecutar todo el concierto con una cuerda rota?, esta situación para el parecía lo más amargo, pero esta situación le dio fama, todos querían conocer al violinista que siguió tocando y aunque le faltaba una cuerda seguía sonando muy  bien su melodía.

Tenemos que aprender a encontrar el lado bueno de las cosas, tenemos que aprender a preguntarle al Señor, «Señor no se qué cosa buena puedo ver en esta amargura que estoy viendo, pero yo se que tú tienes una mejor visión que la mía, muéstrame, donde esta mi perla preciosa» RECUERDA cuando el destino te lanza un limón ya sabes…. ¡hay que hacer una deliciosa limonada!

Predicador: Rev. Enrique Valenzuela

Transcriptora: Fabiola Checa Aguilar

|
Bethel HD // Bolivia - Online
  1. Bethel HD // Bolivia - Online