Noticias Recientes

Actualidad!
22 febrero 2022

EL BARCO DE LAS CRÍTICAS

||
0 Comment
|

Hay un mar frente a ti, es enorme, y de un azul muy hermoso, pero si miras bien estarás encontrando con algo desagradable, alguien dejo que la basura llegue al agua y contamine la hermosa vista que tenías. Bien ¿pero todo eso que tiene que ver con las criticas que recibo? Bueno es simple el mar es todo lo que quieres hacer y lo que estás haciendo sin preocuparte de que quizá alguien lo está mirando, ahí están los elogios, los ánimos e incluso las felicitaciones que recibes, ¿entonces las criticas están arruinando  mi trabajo? No, en algunas ocasiones debemos escuchar estas criticad para mejorar. Pero eso no quiere decir que todas las críticas que recibimos sean para que mejoremos o para nuestro bien, habrá veces que estas críticas son para desalentarnos y detengamos nuestro progreso y dejemos de hacer aquello que en realidad está bien.

Jesús fue criticado por juntarse con los escribas, con las prostitutas e incluso por acercarse a sanar a los leprosos. Pero él estaba sanando de todas maneas porque además de no escuchar esas críticas el siguió curando y predicando sin importar quien sea o cuando. Entonces así como Jesús sabía lo que estaba bien era que debía  a escuchar la voz de Dios su padre y no las palabras de aquellos hombre que lo único que querían era que Jesús se detenga.

Muchos de nosotros recibimos críticas que realmente nos lastimaron pero si eran para mejorar, sin embargo también  recibimos algo que realmente nos hirió y nos desanimó, afecto la forma en que lo hacíamos antes pero es ahí cuando debemos decidir, si decidimos escuchar yodas y cada una de las criticas debemos saber cuál de todas ellas es en realidad para que mejoremos o solo es un comentario con el fin de que dejemos de hacerlo.

No hay forma de escapar de las criticas aun cuando todo haya salido perfecto siempre habrá alguien que diga todo lo contrario ¿Por qué? Bueno este acto es para que crezcamos y la manera en cómo  llegamos a manejar todas esas palabras, si lo tomamos con la base de la palabra de Dios sabemos que todo estará bien, en cambio sí  nos fiamos de nosotros mismos y depositamos nuestros sentimientos   es probablemente que te afecten y no termine bien.

Tenemos muchos  recuerdos de críticas, de la forma que hablamos, vestimos, pensamos, nuestra economía, los gustos que tenemos, la forma de cómo nos expresamos  en alguna idea o situación. Pero somos nosotros quienes decidimos si dejamos que todas esas palabras nos arrastren o alegarlas porque sabemos que no vale la pena tener  que pensar en todas las críticas que nos lancen día tras días, situación  tras situación, momento  tras momento.  

Estas Acciones también pueden alejarnos de nuestro Señor Jesucristo o acercarnos más a él, cuando utilizas una falda larga, o una corbata te dicen ¿Por qué lo usas?, no te queda bien, o porque ¿vas  a la iglesia? Pierdes el tiempo, no aprovechas tu juventud, podrías estar ganado más dinero. Y muchas otras más que de seguro estas recordando, pero sigues viniendo a la iglesia, sigues vistiendo esa falda, sigues viniendo a la iglesia, porque decidiste seguir a aquel que aunque para los ojos de los hombres no seas perfecto para el eres mejor y aunque te equivoques te ama y te ama más cuándo decides que las criticas te hagan crecer y no dejas que te afecten.

Sin importar las modas de este mundo, lo que el hombre tengas expectativas, o el tiempo que requiera estar esperando nosotros escucharemos la voz de Dios más que las voces de aquellos que solo quieren aparatarnos de el  pero nosotros nos quedamos con él, porque las críticas son para que crezcamos y desecharemos aquellas que no hagan esta función. Haremos oídos sordos a aquellas críticas que arruinan nuestra mirada del mar de oportunidades y sueños que tenemos por qué si Dios está ahí todo saldrá bien y nuestro barco no se hundirá.

Transcriptor: Evelyn Juaniquina Rocabado

Fuente: predica – que las  críticas no te afecten – Ptra. Patricia de Valenzuela

|
Bethel HD // Bolivia - Online
  1. Bethel HD // Bolivia - Online