Noticias Recientes

Actualidad!
22 noviembre 2021

¿COMO AFRONTAR LAS PREOCUPACIONES DE LA VIDA?

||
0 Comment
|

El hoy es nuestra posesión más valiosa, ya que no somos dueños del pasado ni del mañana, por ello digamos, hoy es el día que hizo el Señor nos gozaremos y alegraremos en él.

 Miremos  este día con el esplendor,    porque el  hoy bien vivido, hace que todo sea un sueño de felicidad. Mira bien este día dándole una salutación del alma.

Es momento de cerrar  las puertas,  de la incertidumbre  cerrar las compuertas del futuro, el despilfarro de energía preocupándonos por lo incierto. La mejor manera de prepararnos para el futuro es el ahora, hacer el trabajo de hoy no podemos hacer nada por el pasado o por el futuro.

Un día a la vez, comprendamos que la vida es ahora, un paso a la vez es suficiente. Demos lo mejor de nosotros esta jornada.

Aprovechemos al máximo las 24 horas que hoy tenemos, dejemos de afanarnos por el mañana porque cada día trae su propio mal.La ansiedad es  el preocuparnos por el mañana, es sentir una incertidumbre, por el futuro de manera descontrolada e intentar solucionar con inmediatez la circunstancia.

 La felicidad es un estado emocional y mental no es lo que poseemos, es una decisión que cada uno elige  tomar.

Nadie puede superar la ausencia del Señor, en sus vidas, podemos soportarlo todo y superarlo todo, pero jamás la ausencia de Dios.

No podemos vivir en el pasado o futuro enfocándonos constantemente en alguno de ellos, porque pueden quebrantar nuestra vida.

 Podemos soportar toda nuestra carga, todo lo difícil,  que estemos pasando solo hasta la noche.

Lo único verdadero que tenemos es hoy, aprendamos a olvidar el pasado y no enfocarnos tanto en las preocupaciones del mañana porque escapan de nuestro control.   Cabe destacar que una de las especialidades que Dios tiene es sorprendernos, cada día de distintas formas y maneras.

Feliz completamente feliz es aquella persona que dice hoy he vivido,  porque eventualmente muchos tenemos  más problemas mentales que reales, tengamos en cuenta cada día, que la vida es corta.

Para concluir digamos al Señor, permíteme vivir 80 años no porque quiera vivir  mucho sino porque quiero servirte y serte útil más tiempo.

Transcriptora: Ada Loyda Mamani Gutiérrez

Fuente: Predica Pastor Enrique Valenzuela.

|
Bethel HD // Bolivia - Online
  1. Bethel HD // Bolivia - Online