Noticias Recientes

Actualidad!
25 octubre 2021

VIDA EN ESPERA

||
0 Comment
|

¿Has escuchado alguna vez esta frase? «Cuando llegue a mi meta seré feliz «, bien es cierto que cuando llegamos a una meta nuestra meta resulta ser el momento feliz, nos olvidamos que fue lo que paso antes de ello, cuanto sufrimos e incluso cuanto nos costó pasar ese camino para llegar hacia la meta.

Hay eventos en la vida que no se volverán a repetir, si eres padre tus hijos se graduaran, no puedes perderte de su acto de promoción, o si tu hijo se casa, no serias capaz de faltar el día de su boda ¿verdad?

Sí, es cierto tal vez ya te dije cuenta los momentos más felices vienen uno por uno, tampoco eso es una excusa para estar triste cuando no lleguen esos momentos, siempre hay algunos momentos que aunque parecen simples son los más importantes y felices que recordarás más que otros.

Te inspiramos con esta frase:

«El verdadero gozo está en las cosas sencillas»

No esperes a tener todo lo que soñaste ayer por qué pueda que no lo tengas todo, pero tienes una familia a tu tienes amigos con los cuales puedes salir y reír.

Hemos encontrado a cierto tipo d personas que nos dicen «cuando termine mi profesión ahí disfrutaré «, o «cuando pague mi deuda ahí estaré feliz”. Es bueno tener una meta pero que esa meta no se la causa de que tu vida sé que quede en espera.

Jesús es la luz, la verdad y la vida pero te damos un dato más: Jesús es el camino

¿Cómo? Te preguntaras, muchas veces el señor se enfoca más en cómo estas yendo por el camino, le interesa si realmente entendiste la lección, en ocasiones la meta no es lo importante ¿por qué? Bueno en realidad para que la meta sea realmente importante tuvo camino puede que no haya sido fácil pero llegaste

No dejes, ni menosprecies los momentos de tu vida, no por el hecho de que no esté como lo soñaste significa que ahora no serás feliz, la verdad es que ya lo eres pero a veces olvidamos eso. Jesús es el camino, puedes interpretarlo de muchas maneras, a veces son tan sencillas que las dejamos de lado. Si tienes que llegar a la meta, Jesús quiere que llegues a ser una buena persona aquí en la tierra y también quiere que recuerdes que:

 «no solo en la meta esta la felicidad, sino que en el camino hay muchas bendiciones esperándote»

Cuando posponemos los pequeños momentos en lo que podríamos ser felices olvidamos que quizá no se vuelvan a repetir. La vida seguirá avanzando, los años seguirán corriendo, los meses darán un nuevo inicio y otro final, las horas marcarán día tras día y al final nos daremos cuenta de que ya han pasado tantos años y no disfrutamos nada.

Esto no quiere decir que no tengas metas es más Dios nos alienta que tengamos metas terrenales, pero nos advierte que estas no sean la causa por la que lo olvidemos a él. Él quiere que seas feliz y que tengas metas y puedas alcanzarlas, pero también quiere que comprendas que no solo llegando a la meta «serás feliz y tendrás una vida reciente en ese momento» él quiere que sepas que mientras pases por el camino también puedes ser feliz, con un abrazo de tu hermano, por un chiste de tu amigo, un paseo en familia, todos esos momentos tan pequeños que parecen insignificantes para el hombre fue donde realmente pudo sentir que estaba vivo.

El dinero es importante para esta tierra, en el cielo se nos dice que las calles son de oro, pero no por saber que en el cielo has calles de oro dejemos de trabajar aquí, recuerda que Dios en: Josué 1:9

«Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas» 

El estará contigo sea cual sea la «meta» él quiere que sepas que aunque no realices todos tus proyectos seguirás siendo feliz, mientras tu decidas ser feliz.

No pongas tu vida en espera porque estarás posponiendo momentos tan bellos que jamás se repetirán, son escasos y son muy especiales por ello. No pospongas ese tiempo, no pongas tu vida en espera porque lo importante es empezar a vivir, empieza a vivir, no esperes a que se cumpla algo terrenal por qué puede que Hot seas joven, o estés fuerte mañana tendrás 10, 20 años más sobre ti y te darás cuenta de que si llegaste pero ahora ya no puedes disfrutarlo.

En realidad en ocasiones cuando llegamos a la meta nos decepcionamos por qué en realidad la meta o el sueño no es lo que imaginamos e incluso llega a ser algo fugaz. Terminamos amargando ese recuerdo y nos engañamos en querer alcanzar otra meta con la idea de «si lo logro seré feliz» pero olvidan que en el camino fueron más felices que cuando llegaron a su destino.

Jesús es la alegría, él es el camino, quiere que llegues a la meta pero no quiere que olvides la lección del camino y  que aunque el camino no es importante para muchos tú fuiste feliz pasando por ese camino.

Por el gozo del señor debe ser nuestra fortaleza, empieza a ser feliz, sonríe, abraza, disfruta el camino. Vive el ahora

(Fuente: prédica «Disfruta el viaje de la vida», expositor: Por. Enrique Valenzuela)

Por: Evelyn Juaniquina Rocabado.

|
Bethel HD // Bolivia - Online
  1. Bethel HD // Bolivia - Online