Noticias Recientes

Actualidad!
19 agosto 2021

¿CÓMO SUPERAR LOS DEFECTOS EN SU MATRIMONIO?

||
0 Comment
|

En todo este tiempo las prédicas que son emitidas  por la pagina de Rev. Enrique Valenzuela en Facebook y en You tube, son de gran edificación, ya que hacen énfasis en el matrimonio y la familia, este fin de semana se compartió un mensaje bajo el titulo; Superando los defectos de mi conyugue, varias familias se dieron cita a la iglesia central de Oruro para disfrutar de un gran refrigerio Espiritual, que les alienta, cada día a mejorar su matrimonio, durante el mensaje se dieron algunas pautas en la voz del expositor.

¡Tenemos que estar conscientes de que todos tenemos defectos!, pero ese no es un motivo para no hacer nada al respecto… – debemos de mejorar y seguir creciendo, por ejemplo la misión del árbol es crecer antes de dar fruto, lo mismo pasa con el matrimonio, sí quieres tener una relación estable y bendecida tienes que crecer, la única manera de garantizar esa firmeza en tu vida dentro de tu matrimonio,  es que te mantengas creciendo, muchos jóvenes se preguntan; ¿cuál es la edad favorable en la que uno debería casarse?, según las estadísticas una de las principales causantes del divorcio es haberse casado desde muy jóvenes podría ser desde los  17 0 18 años. Se dice que uno debería contraer nupcias aproximadamente desde sus 24 años edad en la cual ya ha desarrollado una cierta madures, física y mentalmente, en este último no debes olvidar que creces y aprendes muchas cosas que son nuevas para tí dentro de tu matrimonio.

¡Cuantos años de matrimonio llevas y sigues inmaduro!… ¡Sigues peleando de todo y de nada, sigues con las discusiones del pasado… Entiende, si no creces no das fruto!, Una vez que creciste das frutos y con el matrimonio igual, gozas de estabilidad, y pasas por alto las ofensas, esos matrimonios gozarán de lo mejor, simplemente por haber crecido. La biblia da una preciosa fórmula para evitar el adulterio, es que aprendas a alegrarte con la mujer de tu juventud, el amor más que un sentimiento es un acto de voluntad, promueve los afectos físicos como los abrazos,  recuerda que Jesús nos amo, sin que nosotros los mereciéramos, sí quieres que tu matrimonio marche bien, mira como te amó Dios, en  Proverbios 5:18-20. dice; Sea bendito tu manantial,
 y alégrate con la mujer de tu juventud,
conmemora tus primeros años con tu conyugue, cuando tú no tenías mucho de soltero, o no poseías casi nada, y tu conyugue estaba contigo en los peores momentos de tu vida, debes alegrarte y recordar de cómo en los inicios del matrimonio él o ella te acompaño, y cuando pienses en ello, te ayudará  nuevamente mirar a la mujer de tu juventud. Mientras más aburrido andes, te expones a un mayor peligro en tu matrimonio, procura esforzarte para sobrellevar las situaciones difíciles. ¡Quiero decirte que no estás solo!, el Señor todo poderosos está contigo, cuando estés un momento con tu conyugue procura hablar de las soluciones y no de los problemas, al actuar de esa forma te ayudará a generar esperanza para resolver asuntos, pero si hablas de que no hay solución al problema generas algo imposible de resolver y esos no te lleva a buenos términos con tu conyugue.

Repite esto; – ¡Los buenos días serán mayores que los malos!, En la biblia menciona de que cuando Job tomo el timón de su vida guiado por Dios, fue la decisión correcta, habló bien y no habló equivocadamente, usó bien las palabras, usa lo correcto para decir que tu matrimonio, ira por un buen camino, Pero cuando tú le pones un punto final a un asunto, dónde todavía hay una historia por escribir, no des por terminado tu matrimonio, la familia es lo más valioso que tenemos y habrá valido el sacrificio que harás, el día que tú y yo muramos solo llevaremos lo más valioso, solo podrás llevarte a tu familia, amigos y a todas las vidas que te habrás ganado para Cristo, no vale la pena pelearte con  alguien por cuestiones materiales. Por mucho dolor que te haya causado tu conyugue bendícelo o bendícela, si por algún motivo estas separado, no dejes que la amargura te controle, no dejes la oportunidad de dejar de lado a tu conyugue cuando aún te queda por luchar, cuando envejezcas será la única persona que te acompañara, tus hijos se casaran y se irán de tu casa,  dale gracias al Señor por tu esposo, – no tendrás uno perfecto… pero te esforzarás por llevarte bien, si hay heridas que debes sanar, perdónalo y apóyate en Dios para que puedas sanar y fortalecer tu matrimonio.

Por: Yolanda Gonzales Lupa

|
Bethel HD // Bolivia - Online
  1. Bethel HD // Bolivia - Online