Noticias Recientes

Actualidad!
13 agosto 2021

DESARROLLE LA PERSONALIDAD DEL MAESTRO

||
0 Comment
|

DEVOCINAL:

Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

Mateo 11:29-30

¿Cómo era la personalidad del Maestro? El nuevo testamento nos habla mucho de Jesús y vemos que la personalidad del Maestro está llena de virtudes y cualidades: Él era manso y humilde, sabio (Luc. 2:52), clemente (1 Tim. 1:16), obediente (Fil. 2:8), fidedigno (1 Ped. 2:22), Santo (Juan 8:46), afable y apacible en el trato con lo irreparable, lo olvidado, lo adolorido y lo menospreciado de este mundo. Nunca fue áspero ni habló de manera severa innecesariamente, jamás puso sobre los hombros de una persona una carga innecesaria, siempre habló la verdad con amor. Jesús es la definición de amor verdadero, Él nos ama genuinamente y nos enseña a ser seguir su ejemplo.

¿Cómo podemos desarrollar la personalidad del Maestro? Ciertamente tratar se de ser como Jesús con nuestras propias fuerzas es y será siempre una tarea difícil de alcanzar y mantener, por eso Jesús nos dice: Llevad mi yugo sobre vosotros […] porque mi yugo es fácil y ligera mi carga. Otra traducción nos dice: Mi enseñanza es agradable y mi carga es fácil de llevar. Mateo 11:30 (P.D.T). Nos centraremos en la primera oración, vemos que yugo es equivalente a enseñanza y 1 Juan 5:3 también nos habla del yugo fácil: Pues éste es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos y sus mandamientos no son gravosos.Esa es la respuesta, si queremos parecernos más a Jesús; adoptar su personalidad y carácter, debemos permanecer en sus enseñanzas y guardar los mandamientos del Padre que no son gravosos, no son pesados o imposibles de cumplir. De esa manera la naturaleza de Jesús se manifestará cada vez más en nuestras vidas, por ese motivo Jesús te invita a que pases más tiempo con él: lee, medita y acciona su palabra y nuestra naturaleza humana, que está inclinada a hacer lo malo, cambiará; actuaremos, habláremos y pensáremos como el Maestro. Poner en obra la palabra quizá a veces resulte difícil, pero recuerda que todo es posible con la gracia del Señor, ligera es su carga. Desarrollar la personalidad y carácter del Maestro es nuestro proseguir como cristianos, es nuestra meta continua hasta la venida del Señor Jesús Filipenses 1:6.

Por: Mariela Cespedes Peñafiel

|
Bethel HD // Bolivia - Online
  1. Bethel HD // Bolivia - Online